30/12/13

Nuestras primeras cuatro estaciones.

Justo hoy 30 de diciembre de 2013, estoy celebrando un año de haber llegdo a Canadá  

Miro atrás, como siempre el tiempo ha pasado muy rápido pero este año aun más, ha sido tan intenso en todo sentido que no se como arrancar esta entrada.

Definitivamente todo un torbellino de emoción , como escribir acerca del año donde decidiste darle un vuelco a tu vida 360      grados dos veces.

Creo que el proceso de adaptación es largo, e interfieren en ello muchos aspectos. Desde aprender a comunicarte, reinventarte en muchos aspectos, adaptarte a muchas situaciones que nunca viviste, hasta aprender una nueva forma de caminar.

Definitivamente el camino de la inmigración es un nuevo nacimiento, una nueva oportunidad de reinventarte a ti mismo de probar nuevas cosas intentar otras, pero sobre todo se trata de poder darte cuenta que los retos que te propongas  en la vida por mas difíciles que se vean, con contancia esfuerzo, muuuucha paciencia pero sobre todo con amor, pueden plasmarse en realidad en menos tiempo del que crees.

Por supuesto que como todo proceso de cambio tiene etapas unas mas fáciles que otras pero dentro de todo el conjunto mirando hacia atrás ha sido un año de grandes aprendizajes y de mucho crecimiento.

Estar aqui me ha permitido abrir los ojos al paso del tiempo, la oportunidad de vivir las 4 estaciones a la máxima expresión, te permite comunicarte con tu entorno y perminirte escuchar y ver las señales de que el tiempo pasa, tan solo ver el paisaje cotidiano, el camino diario a tomar el metro te habla,  de que la primavera comienza, todo se viste de color, de flores, la gente comienza a vestirse diferente, el verde se apodera del paisaje y se repite a cada instante, por todos los lugares.

 
 Con el verano la alegría se apodera de la ciudad, los días se hacen mas largos y con ello los niños tienen más tiempo de jugar y disfrutar de todo lo que esto implica, aquí en Montreal como siempre digo hay festivales todo el año, siempre hay una excusa para celebrar es una de las cosas por las cuales me entanta esta ciudad, hay espacio suficiente para la cultura la música y la diversión.
 

El otoño ha sido la más especial para mi, tiene un aire súper romántico, mis colores favoritos están presentes todo el tiempo el rojo, el naranja, el amarrillo, para mi todo un espectáculo para la vista y para el espíritu.
 
 
El invierno, tan temido por muchos, para nosotros tiene mucho de mágica, después de haber vivido toda la vida en una ciudad como Maracaibo, donde la temperatura promedio en todo el año está al rededor de los 40 grados centígrados, nos parece estar viviendo en una película poder ver la nieve y vivir esta experiencia, que por mágica no deja de ser respetable sus sensaciones térmicas por debajo de los -20, recuerdo el año pasado al llegar fue después de tres días de una super nevada record, y mi primera impresión fue ME REGRESO AQUI ES IMPOSIBLE VIVIR. Pero poco a poco viendo como todo sigue funcionando me di cuenta que es asunto de precaución, de conocer las predicciones del tiempo y de vestirse correctamente para cada momento, si hay lluvia, si esta nevando si hay mucho viento o si hay mucha nieve y así, la palabra clave adaptación.

 
Por otra parte, también  en nuestro país Venezuela, han habido muchos cambios a nivel político económico y social creo que los más grandes en los últimos años, no se si será nuestra apreciación desde fuera, pero cada vez que pensamos en como esta todo por allá, siempre afirmamos que ha sido la mejor decisión que hemos tomado.
 
Nuestra familia también ha tenido tantos cambios, en este año nos mudamos, nos separamos en un par de ocasiones, de Jesus mi esposo que fue a trabajar por un tiempo a otra provincia, y de mis peques que fueron de vacaciones con sus abuelos a Miami por un par de meses, el cual nos permitió a nosotros acá, establecernos en una nueva casa, hacer todo el proceso que eso implica  y poder navegar un poco mas ligeros por algunas dificultades.
 
 Digamos que en nuestro primer invierno estabamos tan ocupados en adaptarnos que casi que paso instantaneamente, al igual que la primavera que aqui si que es corta la solapa casi que por completo el largo invierno sin embargo la pasamos parte en compañía de buenos amigos que estuvieron por aquialgún  tiempo, en mi curso todo muy bien por esos días aunque últimamente la cosa esta incrementando la intensidad todo marcha muy bien con las clases. 
  
En el verano, para nosotros además  del paisaje verde también pasamos como dicen en Venezuela algunas verdes, gracias a dios poco a poco superadas ya con nuevas oportunidades para Jesús en materia de trabajo, con el otoño llegaron tiempos de compartir con amigos, tener de llegada a compañeros de camino, en fin de grandes apoyos para nosotros.

Y de vuelta de nuevo a nuestro invierno, como siempre cada época con su afán, prepararnos con la ropa, con los niños que se han adaptado a diferente ritmo, Carolina Sofía ya hablando Francés e Inglés asombrosamente y Jesusito bueno un poco confundido aún no arranca a hablar del todo ya con sus 3 añitos, pero bueno creo que es parte también del proceso.

La preparación va también más allá de la ropa, no sólo es física es también anímicamente, los días son super cortos y ya a las 4 de la tarde el sol se oculta, así que eso también requiere disposición, nuestro segundo invierno apenas comienza, estos días de navidad y año nuevo muy nostálgicos por la familia y amigos que están lejos, pero dando muchas gracias a Dios por la oportunidad que nos ha dado, de haber poco a poco superado las pruebas que estos tiempos ha traido consigo, y por supuesto planteando nuevos retos para el año que esta por comenzar.

A los que nosacompañan en esta travesía en nuestra historia por esta vía, los amigos que hemos hecho a través de esta ventanilla, nuestro agradecimiento por cada uno de los mensajes, correos, llamadas, y palabras de aliento para seguir adelante, vayan para ustedes todas las mejores energias positivas y de esperanzas para este año que comienza, además de todos los éxitos en sus nuevos propósitos, confíen siempre que no están solos que la energia maravillosa de la creación siempre estaacompañándolos  y que no hay problema ni reto que no se supere por mas grande queparezca.
 
Un abrazo virtual pero muy caluroso para ustedes lleno de mucho agradecimiento y que pasen un Muy Feliz año nuevo!

Desde este lugarcito.

La familia Toutounji Prychodczenko.
Otros Maracuchos en Montreal.
 
 
 








4 comentarios:

  1. Bellisima entrada caro de verdad me encanto! hasta se me salieron las lagrimas sabes porque aun estoy aqui en venezuela leyendo me imagine todo alla por un segundo y si de verdad todo valio la pena el 31 me fui pa mcbo muy bonito su brisa de dia caliente y de noche fria el 31 el poco de juegos artificiales las hallascas las lentejas la comida la gente todo y viendo desde la planta de la casa mi mente no dejaba de pensar en la oportunidad de emigrar sabes agarre tu consejo y modifique mi plan ahora lo estoy haciendo todo sola y bueno con mucha fe que todo se dara! me alegra mucho saber que estas bien!, y si fue la mejor desicion saludos desde vzla

    ResponderEliminar
  2. Carolina que bella tu entrada me encanto, pronto esperamos ser nosotros otros venezolanos en montreal... feliz año nuevo personas como ustedes nos animan cada dia en seguir adelante en este camino hacia canada.

    ResponderEliminar
  3. Feliz 2014 Carolina! Todo lo mejor. Muy honesta y hermosa tu entrada :)

    ResponderEliminar
  4. Hola, tengo todo el dia leyendo el blog desde la primera entrada hasta la ultima. Ojala retomes el seguir escribiendo aqui porque nos ayudas a muchos. Saludos

    ResponderEliminar